FRENTE al Miedo, SERENIDAD


Estos últimos días medio planeta se levanta y se acuesta con las noticias sobre lo que sucede en Estados Unidos y sus posibles consecuencias a nivel mundial. Y lo que suceda en Estados Unidos tiene mucho que ver con lo que suceda en todo el planeta. Por tanto, es normal que muchas personas estén vibrando en la frecuencia del miedo. El hecho de que durante un par de semanas tantos millones de personas hayan conectado sin darse cuenta con el futuro posible e hipotético de lo que pudiera suceder si el país que domina la economía mundial cae,  ha hecho pasar la vibración del planeta a un estado mucho más bajo del que  teníamos unas semanas antes, a través del miedo. 

QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS??

Hagamos una meditación para calmar el miedo que existe, especialmente cubriendo Estados Unidos.  La idea es respetar el libre albedrío individual, quien quiera estar en pánico o preocupado tiene todo el derecho a hacerlo, pero también, podemos enviar un bálsamo de calma al inconsciente colectivo del planeta, y especialmente a esa zona, para disminuir la enorme bolsa de vibración negativa que existe ahora sobre Estados Unidos. Hay que ayudarles a subir la vibración de la zona y eso lo PODEMOS HACER ENTRE TODOS.

Podemos ejecutar y hacer maravillas a nivel energético, tenemos mucho potencial como seres humanos que somos y tenemos mucha ayuda externa para ello.

Enviad energía de calma, de tranquilidad,  y si os cuesta, simplemente enviad toda la energía positiva que podáis y pedid a todos aquellos que os asisten (cada cual tiene los suyos) que lleven esta energía hacia esa zona. 

Confiemos en que podemos cambiar el mundo, y pongámonos a ello. Música, relax, meditación, es todo lo que necesitamos……..

SACADO DE  www.davidtopi.com

Recuerda:

Tus vibraciones crean tu realidad. Si vibras en frecuencias elevadas, con pensamientos de poder, de logro, de aquello que te hace sentir bien, lo que deseas llegará a ti. Pero si te quejas de lo que no quieres, vibras en frecuencias bajas, entonces atraerás más de lo mismo:  situaciones que no te gustan, personas irritables…

Cuando las dificultades nos aquejan fácilmente podemos caer en la desesperación, sentirnos tristes, irritables, desganados y muchas veces en un callejón sin salida. A simple vista el valor de la serenidad podría dejarse sólo para las personas que tienen pocos problemas, en realidad todos los tenemos, la diferencia radica en la manera de afrontarlos.

La serenidad nos hace mantener un estado de ánimo apacible y sosegado aún en las circunstancias más adversas, esto es, sin exaltarse o deprimirse, encontrando soluciones a través de una reflexión detenida y cuidadosa, sin engrandecer o minimizar los problemas.


Esta entrada fue publicada en Conductas positivas, ESPIRITUALIDAD, Meditación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s