El estado de INSATISFACCION constante

Imagen

El estado de insatisfacción constante es más frecuente de lo que se cree en la mayoría de las personas.

Somos como niños tras el día de Reyes. Tanto tiempo deseando el juguete solicitado, que cuando lo  tenemos en las manos, desaparece la sensación de disfrute imaginada. Lo mismo ocurre con los amores. Buscamos el amor perfecto, la pareja perfecta y cuando lo encontramos, el deseo idílico imaginado, nunca se corresponde con la realidad. Aquello era una proyección. La carencia alimenta la imaginación. Nos imaginamos como sería nuestra vida en la otra orilla, otra pareja, otro trabajo, otra casa, otra ciudad…..Sólo falta saltar pero muchos se quedan atorados en esta, paralizados por el miedo y la ansiedad. Pero hay alguien en la otra orilla que te espere, que te obligue a cruzar …?El estado de insatisfacción es una situación desagradable pero, tiene arreglo. En cambio cruzar a la otra orilla, sin más, eso si es un problema. Quizá nos pueda ayudar la visión que tiene Spinoza,  hablar del deseo como motor y no como carencia. Entonces si no se desea más que aquello que se tiene, el deseo se convierte en potencia y el amor,  en alegría. Tenemos apetencias, pero estas no traen sufrimiento con ellas, sino que constituyen una fuerza que nos empuja a gozar de lo que no nos falta.

Pero sufrir por lo que “no tenemos” es aplazar el vivir, o hacerlo poniendo trampas. como dice del filósofo andré Compte- Sponville. Más vale gozar y alegrarse (con agradecimiento) de lo que se tiene, que añorar lo que no está, y por tanto, perder el instante presente, que es lo único que tenemos.  Entonces nos encontramos que deseando lo que tenemos, valorando nuestra vida, nuestra pareja, trabajo, hijos,…todo aquello con lo que contamos en este momento, es cuando se desarrolla la sensación de agradecimiento, de dicha, de AMOR por todo lo bueno que nos proporciona la vida. Es volver la mirada hacia aquello que nos reconforta, centrándonos en ello.

Lo que no está, no es,  su ausencia sólo está en la mente. Sin embargo, lo que tenemos, está ahí, a nuestro alcance para poder disfrutarlo, aquí y ahora. O para vivir intensamente esa experiencia, que no tiene porqué ser siempre positiva. La tristeza, la pérdida de un ser querido, puede llevarte a estado de intimidad, personal y con otros,  muy elevado.

MI FELICIDAD CONSISTE EN CENTRARME EN LO QUE AHORA MISMO TENGO Y APRECIARLO.

En la vida todo es polaridad. Tras un acontecimiento que nos proporciona alegría, sucede otro que nos causa tristeza. No existe lo bueno sin lo malo. Lo alto sin lo bajo,…. Aceptar eso, es el principio del estado de bienestar.

Todo es cambio, lo que hoy tenemos puede que mañana ya no esté con nosotros. Luego si la felicidad depende de algo externo a nosotros, estaremos sujetos al vaivén de los acontecimientos. Por lo que la felicidad, la serenidad interior, tiene que venir de dentro, no estar sujeta a los avatares del destino, pero esto es otro tema de disertación que lo dejaremos para más adelante

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conductas positivas, Conocimiento interior. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s